La crónica de una muerte anunciada

José Alberto Valdecañas

—Oye, José Alberto, estoy cansado de que volvamos a salir en las noticias a nivel nacional una vez más, desgraciadamente, y no por ni para algo bueno o positivo.
—¿No te estarás refiriendo al anuncio del cierre de la central térmica de Velilla del Río Carrión, en el norte de Palencia?
—Justo a eso me refería y también a la de Asturias. La verdad, me da rabia que los pocos puestos de trabajo que van quedando en el mundo rural que no dependan de la agricultura y ganadería vayan a desaparecer.
—Estoy contigo. Es como una agonía lenta de la zona norte. Primero y de forma escalonada las minas; luego Explosivos Río Tinto; ahora la Central Térmica. Después, ¿qué toca?, ¿cuál nos queda?
—Es verdad eso de que “Iberdrola no tiene corazón”, como decía el presidente de la Junta; porque, se trata de la pérdida de 80 puestos de trabajo directos y otros 200 indirectos.
—Sí. En este caso, Iberdrola se ha llevado parte de la salud de los trabajadores y vecinos que han inhalado sus gases aguantando continuas manchas de humo y carbón y, ahora, cuando se endurecen las medidas por la contaminación, ¿ya no es rentable? Esto es como la “crónica de una muerte anunciada” que se veía venir.
—Eso sí, si no pagas el recibo de la luz, te la cortan... Qué curioso; el proyecto empresarial iniciado hace 53 años en la comarca con la construcción de la Central y que fue recibido como un viento fresco porque traía trabajo, prosperidad y bienestar, ahora puede acarrear paro, pobreza y abandono.
—Si el carbón contamina, ¿por qué en vez de cerrar la Central no se la reconvierte para que pueda seguir funcionando alimentada por energías alternativas limpias, y así siga generando más puestos de trabajo? Otras eléctricas así lo han hecho.
—Tienes razón, José Alberto. Por mi parte voy a firmar la petición “No al cierre de la Central Térmica de Velilla del Río Carrión ni la de Lada”
—Yo también. Es hora de que los diferentes grupos políticos olviden sus diferencias e incluso las directrices marcadas por los partidos para que “luchen todos por el futuro de la comarca y de todos nuestros pueblos”.
Y que las instituciones lo exijan.

Recibe Utopía

Apúntate y recibe la revista Utopía en tu correo.

Free Joomla! template by Age Themes