DIGNIDAD

F.J. García

 

“El 68% de los jóvenes españoles cree que tendrá que `trabajar en lo que sea´”

“El 68% se plantea formase en algo para sobrellevar el paro y la precariedad laboral”

“El 32% depende completamente del dinero de la familia”

Fuente: El País (29 de junio de 2017)

 

Nieves ha vivido, la pasada navidad, una de sus primeras experiencias laborales. Ha estado, en periodo de prueba, en una tienda de complementos. Al terminar le ofrecieron un contrato de trabajo de cuatro horas, aunque en la realidad debería hacer ocho. Además de estar cara al público como vendedora, tenía que barrer y fregar la tienda y, algunos días, tenía que comer allí, para no tener que cerrar al mediodía. Cuando terminaba la jornada de trabajo debía dedicar un tiempo extra para recoger, colocar la tienda y cerrar cuentas. Todo ello sin asegurar.
Nieves terminó por dejar ese trabajo y hoy está haciendo un curso de lenguaje de signos. Está ilusionada, con ganas de aprender y de buscar alternativas para no tener que seguir aceptando trabajos tan precarios como el de la última navidad.
En la situación de Nieves hay muchos jóvenes, muchas jóvenes, muchos inmigrantes,… mucha gente. Pero no se les ve. Viven y trabajan, sufren y sueñan en la oscura trastienda de esta sociedad desarrollada y moderna.  Me pregunto si tienen que ser así las cosas o deben ser de otro modo. Me inclino por lo segundo. Sin dudarlo.
No he podido asomarme al corazón de Nieves pero en su decisión y en su alegría por salir hacia adelante he podido ver dignidad. La dignidad, esa conciencia que llevamos tan adentro y que nos dice, a veces susurrando y otras a gritos, que no hay nada más grande ni más bello que la persona, cada persona. Alguien dijo que somos hijos de Dios. De esa dignidad hablo. Gracias Nieves por recordármelo.

Recibe Utopía

Apúntate y recibe la revista Utopía en tu correo.

Free Joomla! template by Age Themes