Los cobardes

Pedro Brouilet

Me entristece leer en los medios digitales los comentarios de ciertos  personajillos cobardes que utilizan el insulto  o la descalificación para expresar sus opiniones. Cobardes porque no muestran su nombre. Utilizan apodos porque les da vergüenza decir quiénes son.  
Cobardes porque no saben dialogar y se inventan la realidad para justificar sus opiniones. Personajes que deberían de visitar a un buen especialista para que descubran quienes son.   
Estos cobardes aparecen en medios nacionales, provinciales, locales; en periódicos, radios, televisiones. También leo alguna página religiosa y me encuentro con todo tipo de comentarios, algunos contrarios al evangelio. Algunos podían acabar en los juzgados.   
Todos los días en las redes sociales observamos cómo personas de distintas ideologías machacan al adversario con burlas y comentarios ofensivos. Podemos ver determinadas tertulias de radio y televisión donde se condena a ciertas personas con palabras ácidas y desagradables. Con el problema catalán estos insultos y actitudes fascistas se reproducen.
Estos cobardes son aquellos que defienden a los nuestros cuando no se hablan ni con su vecino, los que gritan porque no tiene argumentos, los que hablan de justicia con los nuestros y les engañan, los que se inventan bulos porque no tienen quienes les quieran…  
Ante los insultos de los necios, el silencio. La verdad nos hace libres. Los que viven desde el odio, el racismo, la intolerancia nunca podrán con los que defienden la libertad de expresión, la pluralidad, la tolerancia.  
Los que no entienden de pluralidad son aquellos que nos han llevado a los grandes conflictos de la humanidad. Y les hay de  todas las ideologías. Frente a los cobardes, una sonrisa para seguir apostando por la libertad.  
Cuando los miembros de una sociedad están convencidos de que lo que piensan puede estar equivocado y de que consideran lógico que el otro puede tener razón, esa sociedad es tolerante, plural; democrática, en suma.
Me gustaría que en mi casa también apostemos por la unidad en la diversidad. Aquellos que se creen en posesión de la verdad ya no apelan a la obediencia ciega, como hasta hace poco. Insultan, hacen campañas sibilinas y se olvidan del amor al prójimo. Ya Jesús condenaba a estos fariseos que apelan a la ley y se olvidan de la persona.

CONTRA LA DESIGUALDAD OBSCENA

Con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, el 17 de octubre, las personas, movimientos y organizaciones que aglutinan Pobreza Cero, hacían un llamamiento a la sociedad para que reivindiquemos medidas concretas contra la pobreza y la desigualdad.

En el manifiesto se lee: «Sabemos cuáles son los problemas y conocemos muchas de sus causas estructurales; también sabemos que existen soluciones reales y factibles. Queremos soluciones basadas en derechos. Exigimos políticas cuyo centro sea la justicia social y medioambiental».
Cáritas Europa ha difundido una declaración para esta cita en la que urge a los poderes públicos de la Unión Europea a poner en marcha «sistemas y medidas de protección social apropiadas que cubran a todos, especialmente a los más vulnerables».
Manos Unidas ha querido unir el Día Mundial de la Alimentación,  el 16 de octubre, con el Día para la erradicación de la Pobreza, el 17 de octubre, al considerar que el hambre en el mundo es la peor de las expresiones de la pobreza. Según el último informe de la FAO, el número de personas que padecen hambre en el mundo ha llegado a 815 millones, unos 20 millones más que en el año anterior.
Manos Unidas denuncia que más de 2.200 millones de personas son pobres según el criterio de Pobreza Multidimensional que tiene en cuenta ingresos, gastos, sanidad, escolarización nutrición, electricidad, agua y saneamiento y acceso a bienes de consumo.
Para Manos Unidas, el establecimiento de una «economía de exclusión» que provoca que millones de mujeres y hombres, niños y niñas no puedan disfrutar de una vida digna en un entorno feliz y saludable es inaceptable.

Recibe Utopía

Apúntate y recibe la revista Utopía en tu correo.

Free Joomla! template by Age Themes